Inicio > Noticias > Chile pone la primera piedra del primer prototipo de ciudad inteligente

Noticias

Chile pone la primera piedra del primer prototipo de ciudad inteligente

A principios del mes de enero, la empresa Chilectra puso la primera piedra de la que será el primer prototipo de ciudad inteligente de Chile, que se ubicará en la ciudad empresarial de la capital Santiago.

La Ciudad inteligente de Santiago tendrá una incorporación destacada de sistemas de aprovechamiento de la energía solar ya que se incluirán sistemas solares fotovoltaicos para la generación de electricidad, así como solares térmicos para la obtención de agua caliente sanitaria. También hará una apuesta decidida para el fomento de la movilidad eléctrica. Así, todo el transporte público de la ciudad (autobuses y taxis) será desempeñado por vehículos eléctricos. Adicionalmente se instalarán electrolinerías para la recarga de los vehículos eléctricos privados.

Además de la movilidad, serán clave otras tecnologías como la telemedición, la domótica, la automatización de la red eléctrica, el alumbrado público LED y la televigilancia. Además se instalará una red de Wi-Fi pública y banda ancha para teléfonos celulares.

Está previsto que Smartcity Santiago entre en funcionamiento en la segunda mitad de 2013.

Esta semana estoy de visita en Santiago de Chile para conocer los proyectos que intentan transformar la ciudad y elevar el nivel de calidad de vida con implementaciones tecnológicas.

Santiago es una ciudad muy moderna, con una disgregación social muy alta, y dada su geografía con un nivel muy alto de contaminación.

Es por esto que desde el Gobierno y las empresas privadas están haciendo el esfuerzo de innovar profundamente en términos energéticos y en reducir la huella de carbono.

Los índices publicados por SECTRA en el año 2010 esperan que la población de Chile aumente en los próximos 2 años en unas 2 millones de personas, trayendo consigo un crecimiento económico y por ende de consumo energético.

Según el último National Communication en el marco de la convención de Cambio Climático de Naciones Unidas en 2006 las emisiones de CO2 en Chile fueron de 79,057 Gg CO2eq, de los cuales el 21,5% corresponden al transporte y el 26,2% para la creación de energía eléctrica. Asimismo, las proyecciones indican que para el año 2020 las emisiones aumentarán un 40%.

Dentro del sector de transporte, el 90% de las emisiones del transporte vial, siendo el 54% de los vehículos privados.

El primer proyecto que conocí fué SmartCity Santiago, que lo que está llevando a cabo la empresa Chilectra que pertenece al grupo Español Endesa, el cual a cabo varios proyectos de SmartCity en las ciudades de Barcelona, Bari, Buzios, Curitiba, Génova y Málaga.

 

Tuve la oportunidad de reunirme con Claudio Inzunza Diaz, director dentro de la empresa, con quien charlamos respecto al proyecto que se llevará a cabo en Ciudad Empresarial y del desarrollo de Santiago en general. El proyecto SmartCity Santiago se centra en 5 elementos:

Optimización de la lluminación pública, desde la implementación de luminarias LEDs y monitoreados para mejorar la eficiencia de su uso, además estas incluirán otro tipo de aplicaciones tales como letreros luminosos, cámaras de vigilancia y puntos wifi de acceso libre.

Transporte eléctrico, se instalará un bus eléctrico que funcione como circuito cerrado dentro de la Ciudad Empresarial y varias bocas de recarga para los automóviles privados y taxis.

Eficiencia e inyección energética, a través de módulos solares para la autosuficiencia de casas residenciales y la posible inyección de energía en la red, al mismo tiempo que instalación de sistemas de domótica.

Automatización de los sistemas de distribución de la red eléctrica.

Telegestión y medición de todos los sistemas, incluyendo medidores inteligentes tanto para los edificios comerciales como para las residencias. Es claro que la lectura que podemos hacer desde el concepto SmartCity deviene de lo que llamamos SmartGrid, cubriendo solo 1 o 2 áreas que abarca el Smart City Wheel publicado por el Dr. Boyd Cohen, Smart Enviro y Smart Mobility.

Un proyecto similar, pero arraigado desde el desarrollo urbano en Santiago Centro, a diferencia de una zona alejada como es Ciudad Empresarial, se proyecta la Zona Verde para el Transporte en Santiago (ZVTS) que es encabezado por el Ministerio de Medioambiente en conjunto con la Embajada Británica y otras entidades.

 

Andrea Rudnick, encargada de Cambio Climático del Ministerio, me acercó este proyecto que busca plantear un área verde en el centro cívico de Santiago en donde solo transite el transporte sustentable.

En el programa, se incluye no solo la instalación de centros de carga para automóviles eléctricos y políticas de fomento para la compra de vehículos tanto privados como públicos, también se implementará el sistema de préstamo de bicicletas, desarrollo de ciclovías y calles exclusivas para peatones.

De esta manera, se busca reducir la polución que hoy en día acecha a la ciudad, pero también integrar diferentes medios de locomoción y mejorar las vías de transporte para que sean más inclusivas.

Desde esta perspectiva, el proyecto es mucho más ambicioso. Porque busca la transformación urbana y de las personas en su día a día.

Ambos proyectos son prototipos que intentan demostrar que realmente puede haber un cambio considerable en el gasto de la energía y en la economía local.

En el caso de SmartCity Santiago, se realizó una inversión de 10 millones de dólares, y se busca la alianza de nuevas empresas y tiene como fin demostrar la importancia de invertir en este tipo de tecnologías ya que a largo plazo traen beneficios. Para demostrar esto, desarrollarán un showroom en donde se podrán ver las estadísticas en tiempo real, similar al construido en Barcelona, para probar que un alto costo inicial en este tipo de tecnologías trae consigo un ahorro a largo plazo.

Por otro lado, ZVTS plantea desarrollar su proyecto con la experiencia en vivo en la zona más transitada de la ciudad, con lo cual los cambios se verían en muy poco tiempo.

De esta manera, los cambios serán graduales para evitar fallas y caos en los sistemas, además de una aceptación social. Ya que luego de la experiencia de la implementación del Transantiago en el año 2007, donde todo el transporte público fué reorganizado trayendo crisis en la Región Metropolitana, los proyectos ahora son cuidadosamente pensados y los ciudadanos son los que están más interesados en hacer un seguimiento de los mismos.

Respecto a los datos manejados por ambos proyectos y a la compatibilidad de las redes, existe el beneficio de que Chilectra es la única proveedora de la red eléctrica y al mismo tiempo, los medidores y todos sistemas estarán implementados bajo plataformas open-source en vistas de una futura expansión.

Las grandes dificultades de implementación tienen que ver con el nivel de inversión en diferentes sectores. Tanto en el reemplazo de los vehículos para las flotas de transporte público en manos del Transantiago, como también el reemplazo de medidores inteligentes residenciales, donde el costo de los mismos es de un 1500% mayor que los actuales, siendo estos pagados por los ciudadanos.

Santiago así se convierte en una de las ciudades pioneras en Latinoamérica en la reducción de CO2 y de innovación tecnológica para el medioambiente. Se espera que en los próximos 3 años, estos proyectos estén en pleno funcionamiento con el fin de proyectar una nueva transformación en la ciudad.

(...)

News Information