Inicio > Noticias > Impuestos e incentivos 2012 para promover la producción de energía renovable

Noticias

Impuestos e incentivos 2012 para promover la producción de energía renovable

El informe de KPMG, “Taxes and incentives for renewable energy 2012”, describe los impuestos e incentivos que 23 países de todo el mundo prevén otorgar durante el año 2012 con el fin de promover la producción de energía renovable en sus diferentes modalidades: eólica, solar, biomasa, geotérmica e hidroeléctrica. Estas políticas, asimismo, incluyen iniciativas en otras áreas como el uso más eficiente de la energía, la implementación de redes inteligentes de distribución de energía eléctrica (smart-grid), biocombustibles y la captura y almacenamiento de dióxido de carbono.

La tendencia muestra que las fuentes de energía renovable son, hoy en día, las fuentes de generación de electricidad que muestran el crecimiento más rápido, con un aumento estimado del 3,1% al año desde el año 2008 a 2035. Se estima que la participación de la energía renovable respecto del uso total de energía aumentará de un 10% a un 14% en el mismo período. Incluso, al considerar los 83 países en 2009, en la actualidad al menos 96 países cuentan con algún tipo de política o incentivo para promover la generación de energía renovable. Más de la mitad de estos países son economías emergentes.

En Argentina

“Impulsada por los recursos naturales abundantes a lo largo y ancho de todo el territorio, la Argentina asume el compromiso de alcanzar la sustentabilidad en materia energética sin comprometer a generaciones futuras. Actualmente, existe un movimiento mundial en búsqueda de reducir la dependencia de la matriz energética en los combustibles fósiles, es por ello que nuestro país impulsa el desarrollo de las energías renovables con el doble objetivo de acompañar el crecimiento económico y enfrentar la necesidad creciente de energía”, explicó Omar Díaz, director de Impuestos de KPMG en Argentina.

El marco regulatorio establecido para lograr este objetivo se puede separar en dos grupos. En primera instancia, se fomentaron los Biocombustibles a través de la Ley 26.093 y el Decreto 109/07, para luego dar paso al resto de las energías renovables (eólica, solar, geotérmica, mareomotriz, hidráulica y de biomasa) con la Ley 26.190 y el Decreto 562/09.

En este sentido, se plasmó como meta que para el año 2016 alcanzar el 8% de la participación de las fuentes de energías renovables en el consumo de energía eléctrica nacional.

Las mencionadas leyes prevén beneficios impositivos a nivel nacional para las compañías interesadas:

  • Devolución anticipada del impuesto al valor agregado correspondiente a los bienes nuevos amortizables incluidos en el proyecto o alternativamente.
  • Practicar en el impuesto a las ganancias la amortización acelerada de los citados bienes.
  • Adicionalmente los bienes afectados al proyecto promovido no integrarán la base de imposición del impuesto a la ganancia mínima presunta por el plazo de 3 años.

En forma concurrente, numerosos gobiernos provinciales se han adherido al régimen de fomento nacional, consagrando exenciones impositivas en el impuesto a los ingresos brutos, sellos, impuesto inmobiliario, entre otros. Los beneficios provinciales, aludidos anteriormente, responden a las aptitudes de cada jurisdicción en materia energética, es decir, los mismos han sido otorgados por cada provincia atendiendo a sus recursos naturales.

De este modo es interesante esbozar un racconto geográfico de los principales proyectos en desarrollo en el país:

  • Biocombustibles: la zona pampeana es la de mayor importancia en dicho rubro, posicionando a la Argentina como uno de los principales exportadores del mundo.
  • Energía solar: en la región de cuyo se encuentra la región por excelencia para la implementación de proyectos solares, impulsados principalmente por la provincia de San Juan donde se creó el primer parque de energía solar fotovoltaica de América Latina.
  • Energía eólica: en lo que respecta a proyectos de este rubro, la zona Patagonia se presenta como zona geográfica más apropiada, siendo Chubut, Neuquén y Río Negro las provincias aventajadas en materia de desarrollo tecnológico.

Sin embargo, no debe dejar de tenerse en cuenta el rol preponderante de las fuentes de financiación de este tipo de proyectos, cuyo retorno sobre la inversión inicial se genera en las etapas finales del mismo.

Tendencias de la industria 2012

Según el informe, el impacto económico derivado de la recesión global y de las políticas gubernamentales inestables generó una reducción de los incentivos destinados a la energía limpia en muchos países, particularmente, en la Unión Europa. En Asia, sin embargo, los incentivos se han mantenido e incluso aumentado. En términos generales, los países europeos mantienen su compromiso con la producción de energía renovable.

El sistema de comercio de emisiones de la Unión Europea (EU Emissions Trading Scheme – ETS) exige reducciones significativas de emisiones de CO2 para 2020, y la mayor parte de los países han cumplido con dicha exigencia, incluso como en el caso de Suecia han superado los niveles establecidos. En 2010, Alemania duplicó su capacidad de generación de energía a través de paneles solares, y la instalación de dichos paneles creció aún más en 2011.

Las compañías de energía renovable de Francia han diseñado un plan que aumentaría la participación del sector en el mercado de energía francés en un 25% para 2020 y algunos analistas sostienen que la energía solar en las regiones más soleadas del Mediterráneo está alcanzando competitividad en términos de costo respecto de los combustibles fósiles. Sin embargo, los continuos problemas económicos de la eurozona han provocado que muchos gobiernos reconsideren o retiren su apoyo a la producción de energía renovable.

Alemania redujo sus subsidios en un 15% y se estiman reducciones adicionales que alcanzarán el 29% en 2012. El Reino Unido aplicó una reducción del 50% a sus subsidios, e Italia realizó recortes similares. En España, directamente algunos subsidios fueron retirados, lo que llevó al cierre de gran cantidad de fabricantes de paneles solares y al despido de miles de empleados. La autoridad reguladora de la energía checoslovaca informó que el apoyo a la energía renovable debe ser reconsiderado y que la ayuda brindada podría reducirse o eliminarse a pesar del compromiso asumido por este país con la Unión Europea.

Además de la intención de los gobiernos de recuperar ingresos, la caída de los subsidios a los productos ecológicos, tales como los paneles solares, resulta de la caída de los precios – casi del 50% en el caso de los paneles en los últimos tres años. Esta baja se debe principalmente al aumento de la producción en China, que hoy es líder en la fabricación de paneles solares. Más de 700 fabricantes chinos producen una capacidad anual de 40 megavatios de electricidad y casi el 95% de esta producción se exporta. China se ha convertido en el líder mundial en energía eólica con 60 fabricantes, aunque se estima que la producción caerá en 2012 a medida que se reduzca la demanda para uso residencial y que decaigan los beneficios impositivos aplicados a la energía en el exterior.

En India, la producción de energía renovable se ve como la alternativa para brindar electricidad en las áreas que carecen de una red de distribución desarrollada. La instalación de paneles solares o de plantas independientes de generación eléctrica sobre la base de biocombustibles puede suministrar energía tanto a nivel residencial como comercial. Como en el caso de otras industrias, las tendencias recientes sugieren que el “centro de gravedad” para el sector de la energía renovable se está desplazando desde los países desarrollados a los emergentes, tanto en la fabricación como en el consumo. La continuidad de este desplazamiento dependerá de factores económicos, tecnológicos y políticos con impacto en la energía limpia.

(...)

News Information