Inicio > Noticias > Industria defiende la importancia de PCH para el sistema

Noticias

Industria defiende la importancia de PCH para el sistema

Si en mayo de 2011 los inversores de pequeñas centrales hidroeléctricas (PCH) apuntaban la demora de Agencia Nacional de Energía Eléctrica (ANEEL) en aprobar los proyectos y las altas cargas impositivas impuestas a este tipo de proyectos, el discurso tuvo otro tono en la Conferencia de energía hidroeléctrica de este año llevada a cabo el martes 21/8, en Sao Paulo. En esta ocasión, los funcionarios optaron por destacar la importancia de continuar el aprovechamiento del potencial hidroeléctrico de Brasil en beneficio de la seguridad y la calidad que proporciona el agua para el sistema eléctrico.

En los últimos dos años ninguna PCH fue contratada en las subastas celebradas por el gobierno para la expansión de la oferta de energía en el país. Este tipo de planta tuvo éxito la última vez en el mercado regulado en 2010 con la venta de 210,5 MW de potencia instalada. Ese año, el importe medio pagado por MWh giró alrededor de 147 reales.

Desde entonces, el panorama ha cambiado, debido principalmente a la entrada de la energía eólica. Año tras año, las plantas de energía eólica están bajando los precios de las subastas de energía. Y en este nuevo entorno, las pequeñas centrales hidroeléctricas no son contratadas, lo cual, según la industria, crea el riesgo de obsolescencia de una industria que ha invertido cerca de 16 mil millones de reales en los últimos 15 años.

“Las PCHs son tan importantes (para el país) que la ANEEL otorga incentivos en la tarifa de transmisión”, dijo el director general del Operador Nacional del Sistema (ONS), Hermes Chipp, que asistió al evento. “Estos son proyectos que permiten una conexión rápida y fácil a la red de distribución, y no requiere de grandes inversiones en transmisión. Bien situadas, ellas (PCH) disfrutan del agua y generan (energía). Brasil es un país privilegiado y ésta es nuestra matriz. “

Para Carlos Lenzi, presidente de la Asociación Brasileña de la Generación de Energía Limpia (Abragel), el desafío de las pequeñas centrales hidroeléctricas es poner el debate más allá de la barrera del sector eléctrico. “Tenemos que llevar esta discusión a la sociedad. La percepción que tengo es que la sociedad no es consciente del cambio que estamos haciendo”, dijo, en referencia al proceso de expansión principalmente de la energía eólica en la matriz. “Las PCH, tienen un potencial enorme. 7 000 MW están siendo desarrollados y otros 18 000 MW en estudio.” Dijo Lenzi.

El discurso de Luiz Fernando Viana, presidente de la Asociación Brasileña de Productores Independientes de Energía (Apine), no era muy diferente. “Necesitamos cambiar la opinión sobre las PCH. Brasil debe crecer 3 000 MW promedio por año. En la medida en que comencemos a reducir la hidroeléctrica, creo que no vamos en el buen sentido. Actualmente es mucho más fácil la viabilización de una planta térmica que una hidroeléctrica. Algún día esta cuenta será pagada. “

Flávio Neiva, presidente de la Asociación Brasileña de la Empresa de Generación Eléctrica (Abrage), ya ha resaltado las ventajas de las plantas pequeñas, que se encuentran cercanas a los puntos de consumo y tienen un excelente aprovechamiento hidrológico.

(...)

News Information