Inicio > Noticias > La apuesta por el bosque

Noticias

La apuesta por el bosque

Nicolás González llegó a Monte Escobedo a los ocho años. Ahora tiene 46 y recuerda cuando su padre se lo llevó, con toda la familia, de regreso a la tierra de sus antepasados. Aunque el terreno era barato, tuvieron que pagarlo en abonos durante mucho tiempo y aun así apostaron al bosque, aunque no ofreciera una ganancia inmediata.

“Hace cincuenta años era barbecho y ya se pobló”, dice. Se trata de un bosque de pinos altos, tan altos que no cabe en la imaginación de muchos que ese lugar pueda existir en Zacatecas, usualmente catalogado como semidesierto hasta por los propios zacatecanos.

Nicolás también habla de otras superficies a las que hace 15 años se les permitió volver a su antigua vocación forestal, cuando en otras partes del estado aún se optaba por la dirección opuesta, la de talar los árboles para plantar chile y frijol o para dejar que las vacas deambularan sin rumbo. La diferencia entre unas prácticas y otras se refleja ahora con la severa sequía que padece la región centro norte del país. Mientras muchos campesinos ven perder sus cosechas y morir sus reses por la falta de agua, para Nicolás la situación es dura pero no tan drástica.

Para él y los suyos, vivir del bosque sin destruirlo es un asunto de varias generaciones: “No me interesa acabarme esto; es de la familia”. Por esta razón, si permiten que paste ahí el ganado, es sólo en breves temporadas y en pequeñas cantidades, para evitar el sobrepastoreo o que las vacas dañen los árboles más jóvenes. Además, llevan mucho tiempo sin tener un incendio forestal, porque tratan de mantener siempre limpio, sin material combustible disperso por el terreno.

El predio de los González termina en una cerca de alambre de púas. Del otro lado ya es Jalisco y, al fondo, sobre lo que la gente de Monte Escobedo llama “la Otra Sierra” se pueden observar los senderos que utilizan los huicholes en su peregrinar por la ruta Wixárika.

Servando López, habitante de este municipio de apenas 8 mil 929 habitantes, de acuerdo con los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), cuenta los planes para la región. Considera que las riquezas naturales existentes en la región atraigan a turistas del estado y de zonas cercanas. Ya han probado con una tirolesa y tienen equipo para practicar rappel, pero también piensan en adquirir cabañas, cuatrimotos y proponer otras actividades a través de las cuales los visitantes puedan tener contacto con la naturaleza. Tienen muchos planes en mente, pero los detiene la falta de una tradición forestal en el estado, a pesar de su enorme potencial.

De acuerdo con el Diagnóstico de los recursos naturales para la planeación de la intervención tecnológica y el ordenamiento ecológico, publicado en 2007 por el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), los bosques cubren 1 millón 321 mil 341 hectáreas del estado de Zacatecas. Esto representa apenas un 17.5 por ciento de la superficie estatal, que equivale al tamaño del estado de Querétaro y del Distrito Federal sumados. Desde la perspectiva de nuestros guías, falta que los demás conozcan las riquezas de su tierra y que se atrevan a invertir en el sector forestal.

“De aquí hemos trabajado, de aquí hemos sobrevivido, aunque ahora tenemos otras cosas que hacer”, reflexiona Nicolás. La familia González se ha diversificado con los años, pero el bosque sigue siendo importante en su vida; posiblemente representa la base que ha permitido esa diversificación.

(...)

News Information