Inicio > Noticias > Nicaragua entre los líderes en América Latina y el Caribe con programas de energía renovable

Noticias

Nicaragua entre los líderes en América Latina y el Caribe con programas de energía renovable

Nicaragua está cumpliendo y transformando su matriz energética con recursos renovables, entre las que destacan: hidroeléctricas, geotérmica, eólica, biomasa y solar.

A través de su uso se reduce la importación de hidrocarburos reemplazándolos con energía renovable y limpia, se reducen los costos de las energías a largo plazo, y se genera energía para el desarrollo mejorando la competitividad del país, contribuyendo al turismo sostenible, brindando mayor atracción a la inversión extranjera y en el futuro llegando a la exportación de energía eléctrica a Centroamérica a través del “Sistema de Interconexión Eléctrica de los Países de América Central” (SIEPAC), que termina en 2013.

Según el Informe 2012 del Fondo Multilateral de Inversión del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) denominado “Climascopio”, en el que se evalúa el clima de inversión en torno al cambio climático y especialmente en energía renovable en América Latina y el Caribe, Nicaragua se ubica en el segundo lugar de 26 países, con una puntuación total de 2.15 en el Climascopio 2012. El primer lugar lo ocupa Brasil con una puntuación de 2.71 y el tercer lugar, lo ocupa Panamá con 2.05.

La presentación oficial del Informe se realizó recientemente en el mes de junio, durante la semana de Rio+20, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible, en Río de Janeiro, Brasil.

Transformación de la matriz energética

En el Plan Nacional de Desarrollo Humano (PNDH), se expresa la estrategia del Gobierno del Presidente Comandante Daniel Ortega Saavedra, de buscar el crecimiento económico con incremento de la ocupación y reducción de la pobreza y la desigualdad, incentivando y orientando la inversión para mejorar las condiciones de vida de la población y la capitalización de las familias pobres, estimulando actividades productivas, de educación y salud, y transformando la matriz energética.

Si bien las emisiones de gases de efecto invernadero de Nicaragua, incluso las de toda Centroamérica, son insignificantes a nivel mundial, Nicaragua está empeñada en transformar su matriz de generación de energía eléctrica,  desde petróleo hacia energías renovables, como hidroelectricidad, geotermia, eólica, biomasa y solar. Para Nicaragua, esto representaría un ahorro anual de 1 millón 754 barriles de petróleo importados, que al precio promedio actual de US$80 el barril, significa un ahorro en divisas de US$140.3 millones de dólares anuales.

La producción de electricidad en Nicaragua durante 2011 provino en un 35.0% de fuentes renovables (hidráulica, geotermia, biomasa y viento), lo que constituye un récord para el país y una mejora del 25% en el 2007. Se espera que para 2017, la capacidad instalada sea del 94% de energía renovable y el 6% de energía térmica, o sea pasar del 25% en 2007 al 94% en 2017, una transformación total en una década. Solo Islandia a nivel internacional ha hecho una transformación tan completa en tan poco tiempo.

(...)

News Information